Cómo trabajo

MI FORMA DE TRABAJAR

Mi estilo narra el día de vuestra boda de principio a fin: desde los preparativos, pasando por el baile hasta que la fiesta se haya acabado (por experiencia, sé que después del baile es cuando las fotos salen más divertidas debido a su espontaneidad).

EL ÁLBUM

Consta de 50 páginas, las medidas son 30×30  y el color de las tapas lo elegiréis vosotros. En el álbum entran unas 100 fotografías. Una vez que hayáis hecho la selección de las mismas. Se entrega con su caja a juego.

El álbum cuenta con un diseño limpio, maquetado siempre sobre fondo blanco, sin recortes, sin bordes, sin sombras ni fundidos a blanco y sin frases. Y esto tiene una razón, el álbum debe ser atemporal, que las imágenes hablen por sí mismas y la experiencia me ha enseñado que ese tipo de elementos pasan de moda muy rápidamente.

Yo desearía para mí misma poder ver mi álbum durante toda la vida sin que se haya convertido en un producto efímero desfasado solo porque seguí los dictados de una moda que pronto caducó.

Trabajo con contrato que siempre se podrá modificar en pro de ambas partes.

Las imágenes estarán procesadas en color o en blanco y negro en alta calidad y sin marcas de agua en un plazo máximo de un mes a contar a partir del día de la boda. Vosotros mismos os encargaréis de elegir las fotos que se incluirán en el álbum, pero siempre contaréis con mi asesoramiento permanente si fuera necesario.

¡Espero que tengamos la oportunidad de conocernos pronto!