Raquel & Gorka

Gracias a mi trabajo conozco a multitud de parejas en uno de los momentos más importantes de su vida.  Me convierto en espectadora anónima de un proceso muy íntimo y personal como es la preparación de su enlace, soy testigo de sus miedos e ilusiones y comparten conmigo sus inquietudes y anhelos para conseguir hacer realidad su idea de lo que será el gran día. Sin duda, es muy enriquecedor ya que me permite conocer a parejas increíbles, visitar y descubrir sitios con encanto y formar parte, aunque sea por unas horas, de la felicidad de los novios y sus familias.

  • 18 de agosto de 2018
  • Munguía - Madrid - San Juan de Gaztelugatxe